Se encuentra usted aquí

Encuentro de Ciudades Democráticas de Madrid: ¿Cómo poner las nuevas tecnologías al servicio del bien común y la participación ciudadana?

(Fuente: Magali Fricaudet, coordinadora de la Comisión Inclusión Social, Democracia Participativa y Derechos Humanos)

Del 16 al 18 de noviembre tuvo lugar en Madrid la Conferencia Ciudades Democráticas, organizada por parte del Ayuntamiento de la ciudad y MediaLab Prado en asociación con la Comisión de Inclusión Social, Democracia Participativa y Derechos Humanos de CGLU. En suma, tres días de encuentros internacionales para intercambiar experiencias capaces de poner las tecnologías de la información y la comunicación al servicio del bien común y la democracia. Este espacio reunió a más de quinientos participantes, entre ciudadanos, representantes políticos, agentes del servicio público local y hackers. 

Del 15 M a las instituciones municipales: las tecnologías colaborativas al servicio de la democracia local

Desde 2011, el movimiento de los indignados (15M) ha venido prolongando los debates acontecidos en los espacios públicos y las plazas de las ciudades españolas a través de herramientas colaborativas de software libre. Es el caso de la plataforma CONSULCON, una herramienta de participación ciudadana de software libre establecida en Madrid y Barcelona a través de los sitios web Decide Madrid y Decidim Barcelona (ver entrevista con Miguel Arana, director de participación de Madrid). Consul permite a los ciudadanos proponer iniciativas, contribuir en la redacción de ordenanzas municipales o votar en procesos de presupuestos participativos. Esta plataforma en línea ya se ha establecido en unas 50 ciudades del mundo gracias al apoyo de Madrid, que ha establecido un servicio internacional para apoyar a los organismos que deseen instalar esta herramienta de forma gratuita.

En este sentido, la conferencia Ciudades Democráticas permitió a los participantes venidos de ciudades que utilizan Consul llevar a cabo dos días de trabajo colaborativo y conferencias técnicas en torno a la plataforma, que hoy representa el software de código abierto sobre participación más importante del mundo. El objetivo de Ciudades Democráticas fue pues reunir a las ciudades que utilizan esta plataforma, así como "hacktivistas" y ciudadanos que ponen toda su creatividad digital al servicio del Derecho a la Ciudad.

Un evento pensado para construir red y compartir herramientas al servicio del Derecho a la Ciudad

El evento de las Ciudades Democráticas también tuvo un segundo objetivo más operativo: debatir, pensar y crear nuevos prototipos de democracia para el siglo XXI, así como un nuevo sistema operativo gratuito y completo al servicio de la participación ciudadana. Así, y en preparación de la Conferencia, MediaLab Prado organizó el taller de quince días "Inteligencia Colectiva para la Democracia", reuniendo un equipo interdisciplinario para diseñar e implementar proyectos digitales al servicio de la democracia local y la participación. La Comisión participó en la conferencia movilizando algunas ciudades de su red, como es el caso de Nanterre, cuya responsable de participación, Anne Gaël Chiche, presentó el proyecto del Ágora permanente, una iniciativa de participación ciudadana tanto online como offline que se encuentra entre los proyectos galardonados con la distinción OIDP de 2017.

Consul Project

La ciudad es el espacio de renovación democrática

Durante tres días de mesas redondas, debates y talleres, los asistentes a la Conferencia compartieron múltiples experiencias, corroborando la idea de que las ciudades son el espacio donde se producen verdaderas innovaciones democráticas. Sus intervenciones se enfocaron en los propósitos de la participación en términos de democracia y Derecho a la Ciudad, así como en la implementación de herramientas y su apropiación por parte de los ciudadanos a través de acciones de comunicación y proyectos para reducir la brecha digital. La conferencia también permitió a los participantes debatir sobre desafíos planteados en los últimos años, como el difícil cambio de la cultura institucional en las administraciones, la protección de la privacidad y la seguridad o cómo mejorar el diálogo entre ciudadanos, informáticos, electos y funcionarios.

El tercer día de la conferencia se centró en la democracia del siglo XXI. La jornada comenzó con un debate entre Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona y Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid, moderado por Pablo Soto, adjunto a la participación en este Ayuntamiento. Las alcaldesas de Madrid y Barcelona defendieron la idea de que los desafíos para la democracia en el siglo XXI se centran en la feminización de la política, en promover valores de cooperación, escucha y empatía, y en romper fronteras entre instituciones y ciudadanos, un área en la que las nuevas tecnologías tienen un gran papel que desempeñar. Tal y como dijo Ada Colau,  "la democracia en el siglo XXI debe poder borrar las fronteras entre la institución y el ciudadano"

Entrevista con Miguel Arana (Decide Madrid)

Las mesas redondas sucesivas presentaron múltiples iniciativas democráticas: sorteo y votación por elección múltiple, plataformas de implicación ciudadana, el uso de tecnología de la información para mejorar la relación entre electos y ciudadanos y sobre cómo realizar seguimiento de su actividad legislativa, métodos para construir inteligencia colectiva desde abajo o incluso la consideración de los laboratorios de investigación-acción o el ocio como prácticas de decisión colectiva. Durante este día, varios movimientos ciudadanos también presentaron sus movilizaciones y relación con municipios progresistas como Aurea Carolina, Consejera de Belo Horizonte proveniente del Movimiento Muitas, que defiende los derechos de los marginalizados en Brasil y ha construido su programa acción en base a foros y reclamaciones ciudadanas. También fue el caso de la periodista tunecina Lilia Weslati, involucrada en el movimiento de la Revolución de los jazmines en Túnez o Benny GN, activista de Hong Kong que participó en el movimiento democrático de los paraguas.

Revertir el modelo de la Smart City

La Comisión facilitó la mesa redonda alrededor de cómo poner los medios digitales al servicio del bien común. Esta tuvo lugar en presencia de Chen Yu Lee, de Taipei, Francesa Bria, Comisionada de Tecnología e Innovaciones Digitales del Ayuntamiento de Barcelona y Patrick Braouezec, Presidente de Plaine Commune, quien presentó el proyecto de Urbanidad Digital al Servicio del Derecho a la Ciudad; proyectos que en suma revierten las tendencias hegemónicas alrededor de las Smart City para poner las tecnologías realmente al servicio de los ciudadanos. Francisca Bria presentó el Plan de Gobierno Digital de Barcelona, que busca "descolonizar las tecnologías digitales en beneficio del bien común y de los habitantes".

La jornada finalizó con la proyección de la película "Meeting Snowden" de Larry Lessig y Brigitta Jónsdóttir en presencia de este último en el Media Lab Prado, donde se debatió el uso de los medios digitales en favor de la transparencia y el debate democrático. Concluyó pues con una puesta en cuestión colectiva sobre cómo enfrentar aquellos peligros inminentes que acechan la democracia, como el avance de medidas securitarias y restrictivas de las libertades o la dificultad para los ciudadanos de forjarse un espíritu crítico en el contexto de los medios de comunicación de masas. La conferencia concluyó a modo festivo con el evento de networkingParty-cipa”. Se espera una nueva edición de este seminario para el próximo año.

Conozca más sobre este evento mediante el artículo de Amalio Rey sobre 25 ideas clave de este seminario

Video de la mañana del Viernes 17

Video de la tarde del Sábado 18


 

¿Conoces CONSUL, la herramienta de participación ciudadana que se está extendiendo por todo el mundo?

Más de 60 gobiernos de 15 países diferentes han estado desarrollando una nueva plataforma digital de participación ciudadana llamada CONSUL. Se ha convertido en el mayor proyecto internacional de participación ciudadana y se utiliza en lugares como París, Buenos Aires, Turín, Madrid, Jalisco...

La plataforma es software libre, por lo que cualquier nuevo gobierno o institución puede usarla sin pagar nada. Los gobiernos que están utilizando la plataforma junto con cientos de desarrolladores desinteresados de la sociedad civil están trabajando juntos para tener la plataforma de participación más completa existente.

CONSUL permite llevar a cabo presupuestos participativos, propuestas, debates, legislación colaborativa, entrevistas ciudadanas, desarrollo urbano y muchos más procesos.

Si el proyecto te parece atractivo y quieres implementarlo no te lo pienses dos veces, los gobiernos que conformamos la comunidad CONSUL estaremos encantados de ayudarte a unirte a él.

Contacte con la División de Participación de Madrid a través de extension.institucional@madrid.es"