Se encuentra usted aquí

La Comunidad de Práctica de #CitiesforHousing se reúne en Madrid para definir una estrategia conjunta

Los gobiernos locales signatarios de la Declaración de Ciudades por la Vivienda Adecuada se reunieron en Madrid el pasado 7 de noviembre para debatir el camino a seguir en la defensa del derecho a la vivienda. Barcelona, Ciudad de México, Montevideo, Plaine Commune, Seúl, Estrasburgo, Taipei y Terrassa participaron en este primer encuentro de la Comunidad de Práctica sobre Vivienda. Las ciudades participantes acordaron trabajar en el desarrollo de herramientas e indicadores para el monitoreo de la realización del derecho humano a la vivienda a escala local, lo que permitirá defender de forma más efectiva una mayor descentralización de recursos y competencias para que los gobiernos locales puedan abordar la crisis de vivienda en las ciudades.

La Declaración de Ciudades por la Vivienda Adecuada se presentó el pasado mes de julio en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. El texto bebe de la campaña “The Shift” lanzada en 2016 por la Relatora Especial de las Naciones Unidas por la Vivienda Adecuada, y hasta el momento ha sido apoyado por más de 25 ciudades de cuatro continentes distintos (aquí la lista completa). Tras la presentación del documento, los gobiernos locales signatarios se organizan ahora en una Comunidad de Práctica sobre Vivienda para transformar los compromisos de la Declaración en acción conjunta. Así, en el marco del Consejo Mundial de CGLU, algunas de las ciudades miembros se reunieron en Madrid el pasado 7 de noviembre para definir una hoja de ruta conjunta.

Los y las representantes de los gobiernos de Barcelona, Ciudad de México, Montevideo, Plaine Commune, Estrasburgo, Seúl, Taipei y Terrassa destacaron la relevancia de retos comunes como la gentrificación, los desahucios y las expulsiones en las ciudades. Además, recordaron la necesidad de incrementar las competencias y los recursos disponibles para que los gobiernos locales puedan abordar de forma efectiva la mercantilización de la vivienda y sus consecuencias.

“El problema de la vivienda es que está en manos de grandes tenedores, incluyendo a los grandes fondos de inversión mundiales. Pero desde la ciudad no podemos hacer nada porque la ley no reconoce la función social de la vivienda. Entonces se producen situaciones como que en Terrassa tenemos 5.000 familias en lista de espera para tener un hogar y 12.000 viviendas vacías.” Alfredo Vega, Alcalde de Terrassa.

Las ciudades compartieron la necesidad para desarrollar esfuerzos conjuntos que permitan abordar los retos comunes, situando el derecho a la vivienda en las agendas nacionales, regionales e internacionales, y reclamando más y mejor financiación para poder implementar políticas de vivienda adecuada. En este sentido, acordaron trabajar para desarrollar un conjunto de indicadores cuantitativos que capturen las dimensiones del derecho a la vivienda y monitorear los distintos componentes específicos de la función social de la vivienda a nivel local – por ejemplo, los ingresos familiares destinados a vivienda, la vivienda vacía en la ciudad, entre otros temas.

 “Esperamos que esta Comunidad de Práctica contribuya a generar información y datos para posicionar la vivienda como derecho humano ante los gobiernos nacionales y la comunidad internacional: abordar las tensiones entre el derecho a la vivienda y la vivienda como mercancía es nuestro principal desafío”. Fabiana Goyeneche, Secretaria de Desarrollo Social de Montevideo.

Para ello, las ciudades de la Comunidad de Práctica seguirán difundiendo la Declaración entre sus redes regionales para sensibilizar a más gobiernos locales acerca del derecho a la vivienda. Además, se articulará en el seno de la Comunidad una coalición de personas expertas en vivienda que trabajen en los ayuntamientos para intercambiar experiencias y generar datos sobre la realización de la función social de la vivienda, con el objetivo de llevar datos locales y mensajes políticos de las ciudades a los procesos políticos regionales e internacionales. En este sentido, la Secretaria General de CGLU, Emilia Saiz, explicó que “el Secretariado Mundial de CGLU está listo para contribuir a esta estrategia identificando objetivos para la incidencia política a nivel regional e internacional, para asegurar que esta Comunidad de Práctica es útil para todas las ciudades – tanto del Sur como del Norte Globales”.

En este primer encuentro, los gobiernos locales expresaron su voluntad te trabajar conjuntamente y de promover la solidaridad entre ellos en el seno de las redes de ciudades. La Comunidad de Práctica se reunirá de nuevo en el Parlamento Europeo en Estrasburgo (17 y 18 de enero de 2019), en el marco de la conferencia sobre vivienda organizada por el Ayuntamiento y la Eurometrópolis de Estrasburgo en colaboración con Housing Europe y la Unión Social por la Vivienda (Union Sociale pour l’Habitat).

Más información: