Se encuentra usted aquí

En Túnez, CGLU co-organizó una consultación técnica sobre el ODS 16+

Fuente: CGLU

El 26 y 27 de marzo, CGLU organizó conjuntamente con el PNUD, la República de Túnez y la Alianza Global para el ODS 16 una consulta técnica sobre el establecimiento de instituciones locales inclusivas. Una delegación de sesenta electos, electas y representantes de los gobiernos locales y regionales de Túnez y Marruecos, Asia Occidental y Oriente Medio, así como de otros países de África, América Latina y Europa. Durante la reunión, los participantes destacaron las acciones locales para avanzar en la implementación del ODS16+ con el fin de fortalecer la efectividad y transparencia de las instituciones, así como la participación ciudadana en todos los niveles de gobierno.

La conferencia fue inaugurada por el gobierno tunecino, la ciudad de Túnez y el representante residente del PNUD. El debate subrayó el papel de los gobiernos locales y regionales, los retos a los que se enfrentan y sus necesidades de apoyo. Los valores y principios consagrados en el ODS16 -paz, inclusión, justicia y respeto de los derechos humanos - son fundamentales para todo el Programa 2030. Por lo tanto, el ODS 16 es visto como un acelerador para promover el compromiso de las instituciones a todos los niveles,así como de la sociedad civil y el sector privado, en el logro de estos principios. Se destacaron los desafíos estratégicos de no dejar a nadie atrás, pero tampoco a ningún territorio, incluidas las ciudades pequeñas y las zonas rurales.

Los valores deben integrarse en una visión a largo plazo y traducirse en acciones diarias a nivel local, como señala Mohamed Saadieh, Presidente de la Unión de Dannieh y Copresidente de la sección de CGLU-MEWA. En el centro de las discusiones para una “paz positiva” está la idea de evitar cualquier acción que sea contraria a esta cultura de paz.

A este respecto, Anton Salman, Alcalde de Belén, destacó el papel fundamental de la cooperación internacional. Una educación de calidad, basada en el principio de la tolerancia, es fundamental. Pero estos esfuerzos en pro del desarrollo sostenible son en vano sin una coalición internacional que denuncie las violaciones cotidianas que se producen en las zonas de conflicto.

Una de las conclusiones de la consulta es que la localización debe tener como objetivo garantizar la calidad de la prestación de los servicios públicos y concretizar los derechos humanos en los lugares donde viven las personas. Por lo tanto, la descentralización se considera una oportunidad y un desafío. Las reformas en curso en Túnez y Marruecos, diferentes una de la otra, son una oportunidad para demostrar el importante papel que desempeñan los gobiernos locales en la prestación de servicios públicos, la reducción de las desigualdades y la discriminación, así como la promoción de la participación ciudadana en la preparación de los planes de desarrollo municipales y regionales.

El alcalde de Tetuán y Presidente de la red MedCités, Mohamed Idaomar, subrayó la importancia de aplicar planes locales, que son fundamentales para un enfoque territorial del desarrollo cada vez más inclusivo, que reduzca las desigualdades en el acceso a la infraestructura y las oportunidades en las ciudades. Sin embargo, es necesario mostrar a los ciudadanos los recursos humanos y financieros de que disponen las ciudades para satisfacer sus necesidades e implicarlos en las opciones de planificación estratégica.

Con este fin, los miembros de la Comunidad de Práctica sobre Transparencia y Gobierno Abierto compartieron sus experiencias en la promoción de la transparencia, el acceso a la información y la participación activa de la ciudadanía para aumentar la confianza en los gobiernos locales y nacionales. Estas experiencias, que renuevan el contrato social entre la ciudadanía y las autoridades locales, sobre la base de los derechos humanos, también han sido llevadas a cabo por la Comisión para la Inclusión Social, la Democracia Participativa y los Derechos Humanos.

Fuente: UCLG Open Government

Los principales mensajes se incluirán en el informe sobre el progreso hacia una paz positiva (ODD16+) preparado por el PNUD. CGLU participa en la preparación del informe y comparte las mejores prácticas recogidas por los miembros del Grupo de Trabajo de la CIB, en particular VNG International, VVSG y FCM. Éstas destacaron la importancia del intercambio entre pares y de la cooperación descentralizada para fortalecer las capacidades de los gobiernos locales y regionales.

Por último, el Secretariado Mundial de CGLU, que ya ha comenzado a trabajar en el próximo informe para el Foro Político de Alto Nivel, recordó que la inclusión de los gobiernos locales y regionales en la preparación de los Informes Nacionales Voluntarios, así como de los mecanismos nacionales de coordinación y seguimiento, era necesaria para la coherencia efectiva de las políticas, la alineación de las prioridades locales y nacionales, así como la adopción de un enfoque territorial del desarrollo sostenible.