Se encuentra usted aquí

Definiendo la agenda de CGLU sobre derecho a la ciudad y derechos humanos: El primer Consejo Político de 2021 fija el rumbo hacía el Pacto por el Futuro

El Consejo Político sobre Derecho a la Ciudad y Territorios Inclusivos celebrado el pasado 9 de febrero reunió, por primera vez en 2021, a la mayor parte de su renovada membresía y co-presidencia de gobiernos locales y regionales de CGLU. Las aportaciones de todas las personas participantes al encuentro - entre los cuales destacados miembros de la CGLU-CISDPDH - permitieron arrancar el proceso de diálogo enfocado en renovar las agendas sociales de CGLU en el próximo período, acogiendo con este fin las aportaciones e innovaciones políticas de la membresía. Este Consejo Político será un mecanismo clave para articular los debates de la membresía en torno al lugar que ocupará la “nueva generación de derechos humanos” en el Pacto por el Futuro y las Personas de CGLU.

El Consejo Político acogió como intervenciones de apertura los discursos de Grigny y Ouagadougou, quienes asumieron recientemente la co-presidencia del Consejo junto a Bogotá. Representadas por sus alcaldes Philippe Rio y Armand Béouindé, ambas ciudades apelaron a la participación de la membresía en un proceso de diálogo que permita renovar la agenda social de la Organización Mundial. El objetivo en este esfuerzo no es otro que contribuir a la co-creación de un nuevo “Pacto para las Personas” capaz de liderar el camino hacia la recuperación después de la crisis de la COVID-19. Dos mensajes clave deberían articular este proceso - explorar el potencial de los enfoques basados en los derechos humanos y abordar la desigualdad - en vistas de priorizar aquellas personas y comunidades más afectadas por la crisis. Este ejercicio también apuesta por reforzar la capacidad de los gobiernos locales de garantizar el acceso a servicios básicos para todo el mundo.

Otras intervenciones a lo largo de la sesión permitieron identificar prioridades e iniciativas de trabajo en red emergentes, orientadas a estructurar mejor las contribuciones de la membresía en el Pacto por el Futuro y las Personas. El papel de los enfoques basados en los derechos humanos y la nueva generación de derechos, como los derechos digitales o los derechos culturales, fue destacado por miembros como Philippe Rio (Grigny) y Linda Voortman (Utrecht) - co-presidencia de la CGLU-CISDPDH - así como la teniente de alcaldía Laia Bonet (Barcelona) o la teniente de alcaldía Catarina Vaz Pinto (Lisboa). Se hizo referencias a la “agenda de derechos como la agenda correcta” para abordar las desigualdades y promover la justicia social desde una perspectiva transformadora.

En la misma línea, otras participantes destacaron la necesidad de hacer hincapié en los vínculos entre la crisis de las desigualdades (agravada por la pandemia) y el cuidado y atención a aquellas personas y comunidades más expuestas a situaciones de vulnerabilidad. Es el caso del alcalde Pedro del Cura (Rivas Vaciamadrid), el alcalde Zinnur Büyükgöz (Gebze), la alcaldesa Àstrid Desset (Anglès / Federación Catalana de Municipios) y la alcaldesa Carola Gunarsson (Sala / SALAR). Estas ponentes también se refirieron a la agenda de igualdad de género, abarcando temas como el liderazgo femenino o la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas. También se dedicó una gran atención al enfoque de “ciudades acogedoras hacia la migración” y su conexión con la cultura de paz, tal y como la conciben destacados miembros como el alcalde Salvatore Martello (Lampedusa) o el teniente de alcalde Med Wajdi Aydi (Sfax).

Organizaciones partners destacadas de la Organización Mundial - desde la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (OACNUDH) hasta la Asamblea General de Socios por la Accesibilidad - resaltaron cómo esta agenda se basa también en la alianza y la co-creación tanto con actores globales como con las comunidades locales.

Propuestas de seguimiento desde la Comisión

Varias participantes presentaron propuestas de la CGLU-CISDPDH al Consejo, enfocadas a desarrollar estas agendas en el contexto de la Comisión y otros espacios de CGLU en los próximos meses. Una de estas propuestas se refirió al fortalecimiento de los debates políticos y la incidencia a escala global entre ciudades por los derechos humanos. Así, se invitó a la membresía de CGLU a unirse a aquellas ciudades que, tomando un rol protagónico en materia de derechos humanos, buscarán identificar el valor añadido del enfoque basado en los derechos en la reconstrucción post-COVID-19. Este ejercicio también tratará de ampliar el impacto del movimiento de las ciudades por los derechos humanos a nivel global. La segunda propuesta se refirió al proceso de actualización de la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad en el décimo aniversario de su adopción por parte del Consejo Mundial de CGLU. Este proceso tratará de conectar con el trabajo relacionado de parte de las secciones regionales y otros mecanismos de consulta sobre este tema, así como con iniciativas similares como la Carta de Roma sobre los Derechos Culturales (2020) o la propuesta de Carta de Lampedusa sobre Migración y Paz.

Contacte con el Secretariado de la CGLU-CISDPDH para más información sobre cómo participar.