Se encuentra usted aquí

Surakarta reconoce y dignifica el papel de los vendedores ambulantes en el desarrollo local

Surakarta es una ciudad de la provincia de Java Central, en Indonesia, que tiene más de 500.000 habitantes. El número cada vez mayor de vendedores callejeros, gente luchando por obtener ingresos diarios en una economía debilitada debido a la crisis financiera de Indonesia de 1998, provocó que llegaran un gran número de quejas al despacho del alcalde de la ciudad. Puesto que los enfoques anteriores para tratar el problema casi siempre habían generado conflictos, el municipio, potenció una manera diferente de gestionar el problema fomentando la participación de los propios vendedores callejeros

Reapropiación de los espacios públicos creando un ambiente apropiado para los vendedores callejeros

A través de un programa de empoderamiento y reestructuración, Surakarta consiguió solventar el asunto de los vendedores callejeros y todos los efectos que este tema tan delicado tenía para el espacio público, como residuos, problemas de tráfico y malas condiciones. La reubicación y la reorganización de los vendedores callejeros de Surakarta se han llevado a cabo teniendo muy en cuenta la cultura local y utilizando métodos humanos.

Los objetivos del programa eran devolver a los espacios públicos sus funciones originales permitiendo su reapropiación por todos los habitantes, al mismo tiempo que se creaba un entorno adecuado para los vendedores callejeros y sus actividades, lo que a su vez también mejoraría su modo de ganarse la vida.

La Administración municipal desarrolló cuatro líneas principales de acción para los vendedores callejeros: mejora de la comunicación entre las partes interesadas; creación de un lugar dedicado a los vendedores callejeros para reubicarlos, provisión de tendales, carros al estilo tradicional de Java o cobijos adaptados (el nuevo lugar para la reubicación se eligió tras varias reuniones entre el gobierno, ONG y representantes de vendedores/as callejeros/as); concesión de estatus legal a los negocios de los vendedores callejeros; y formación para los vendedores callejeros sobre la manera de gestionar y ampliar sus negocios.

Source: Meursault2004 

Encuentra el estudio completo aquí

 

Una política de inclusión basada en el enfoque participativo

Los beneficiarios de la iniciativa han sido los habitantes de la ciudad de Surakarta y sus visitantes –puesto que la ciudad se ha beneficiado no solo de mayores ingresos, sino también de espacios públicos inclusivos y habitables–, pero sobre todo los vendedores callejeros, que han podido mejorar sus negocios y a la vez disfrutar de mejores condiciones para llevar a cabo sus actividades.

ONG locales introdujeron los enfoques consultivos y participativos para el gobierno local basándose en su experiencia y conocimiento de otras prácticas. El alcalde de la ciudad, gracias a su fuerte capacidad de liderazgo, ha respondido a la cuestión y ha reconocido el beneficio de un enfoque inclusivo.

Además, la iniciativa demuestra su potencial para inspirar otros contextos, puesto que hay otros gobiernos locales interesados en aprender de Surakarta. Estos gobiernos locales se enfrentan a problemas similares con los vendedores callejeros. Han visitado la ciudad para aprender el proceso y los factores clave que conducen al éxito de la gestión de los vendedores callejeros. 

Explora el Observatorio Ciudades Inclusivas