Se encuentra usted aquí

Bienal de las Ciudades en Transición: Grenoble reafirma su compromiso como territorio de acogida y solidaridad con las personas migrantes

En motivo de la Bienal “Villes en Transition” (Ciudades en Transición) de Grenoble, que propuso una gran programación de reuniones, intercambios, conferencias y espectáculos sobre un gran abanico de cuestiones sociales y medioambientales entre el 9 y el 16 de marzo pasados, se prestó una gran atención al desafío presentado por la recepción e inclusión de las personas migrantes. La Comisión de Inclusión Social, Democracia Participativa y Derechos Humanos de CGLU tomó parte en este encuentro y apoyó la organización de sesiones y participación de representantes internacionales.

La alianza entre actores de la sociedad civil y del gobierno local fue un mensaje clave de los diferentes eventos de la Bienal. Mediante las intervenciones de Doussou Keita, patrocinadora de la Bienal, actriz y solicitante de asilo, así como del alcalde de Grenoble, Eric Piolle, se recordó que los retos planteados por la “Transición” (en su amplio sentido medioambiental, económico…) no pueden lograrse sin considerar la cuestión de la justicia social. Es necesario trabajar para la inclusión de las personas migrantes y por el respeto de sus derechos fundamentales.

En un momento de la Bienal, y en motivo de la proyección del documental “Riace, un paese di Calabria” (Riace, un pueblo de Calabria), se abrió un debate con las personas participantes en la sala y el director del film, Shu Aiello, sobre la experiencia de este pequeño pueblo italiano en materia de acogida e inclusión. Se abordó el recorrido y compromiso de su alcalde, la implicación de sus habitantes así como como de antiguas personas migrantes establecidas en Riace y las percepciones de las personas recién llegadas.

La protección universal de los derechos humanos planteó la cuestión de la desobediencia, poniendo el foco en las recientes condenas judiciales de quienes han ayudado a los migrantes. El tema del “delito de solidaridad” fue abordado varias veces después del testimonio de representantes asociativos y del mundo de la investigación, pero también de representantes municipales y de la Asociación francesa de Ciudades y Territorios de Acogida (ANVITA).

ANVITA presentó su recientemente formada red, que reúne cuarenta gobiernos locales franceses. Estos se organizan en cinco comisiones: 1) Bienvenida incondicional y legitimidad de la presencia temporal; 2) Acceso a los derechos fundamentales; 3) Protección de menores no acompañados y adultos jóvenes; 4) Interpelación frente al Estado y participación de las ciudades y territorios en el desarrollo de políticas migratoria y 5) Sensibilización ciudadana y cohesión territorial. ANVITA recordó la importancia de conectar iniciativas y de compartir en red todo lo que se está haciendo en Francia sobre este tema. También expresó su voluntad de construir narrativas alternativas sobre la migración, y de afirmar colectivamente la voluntad de acogida con las personas migrantes de parte de las ciudades, pueblos y territorios miembro.

Un diálogo entre actores locales y representantes internacionales

La Comisión coorganizó, junto a la ciudad de Grenoble, una delegación de representantes internacionales de las ciudades de Sao Paulo, Nador, Valencia y Barcelona, a efectos de intercambiar perspectivas y experiencias con representantes de territorios y ciudades francesas tales como Estrasburgo, Briançon, Grenoble, Echirolles, la región de Auvergne-Rhône-Alpes y varias redes asociativas de solidaridad.

En un primer tiempo del taller, las personas participantes pudieron abordar la diversidad de sus realidades locales al mismo tiempo que buscaban puntos de convergencia: ¿Cómo pueden las autoridades locales trabajar el caso de personas en una situación administrativa irregular? ¿Qué políticas cabe implementar en el caso de menores no acompañados? ¿Cómo articular esfuerzos con otros niveles territoriales y autoridades locales? ¿Cómo organizar un diálogo estable entre municipios y asociaciones sobre este tema? El segundo tiempo permitió trabajar la cuestión de los clichés, los rumores y los discursos de odio transmitidos sobre la migración. Se plantearon en paralelo propuestas concretas para de-construir los prejuicios.

La atención del debate final - abierto a todas las personas participantes - “Ciudades en transición, ciudades de acogida” prestó una atención transversal a la voluntad de sus participantes de llevar a cabo acciones concretas con esta temática desde lo local. La intervención de las y los representantes internacionales desveló numerosas acciones llevadas a cabo en este sentido, como guías divulgativas, oficinas para la no discriminación, consejo de participación de residentes extranjero.a.s, campañas contra el racismo, apoyo a la integración económica... Se destacó también la importancia de trabajar en red de ciudades sobre la cuestión de la migración, a efectos de maximizar el impacto de diferentes mensajes y prioridades que sirvan para presionar el nivel nacional y europeo.