Se encuentra usted aquí

Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad

La Carta Europea para la Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad se esfuerza por hacer que la administración municipal sea más accesible y eficaz para los habitantes de la ciudad. Su objetivo es mejorar el uso colectivo del espacio público y garantizar los derechos humanos para todos.

La Carta es el resultado del trabajo preparatorio iniciado en Barcelona en 1998 en la Conferencia “Ciudades por los Derechos Humanos”, organizada en conmemoración del 50º Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Participaron al encuentro centenares de alcaldes y representantes políticos europeos, que aunaron su voz para reivindicar un mayor reconocimiento como actores clave en la salvaguarda de los derechos humanos en un mundo cada vez más urbanizado

Las ciudades participantes al encuentro adoptaron el “Compromiso de Barcelona”, que constituía una hoja de ruta para la adopción de un documento político dirigido a promover el respeto, protección y garantía de los derechos humanos a nivel local. 

En los dos años siguientes, se elaboró un borrador de la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad, que fue fruto de un diálogo plural entre ciudades europeas, representantes de la sociedad civil y expertos en derechos humanos. El borrador fue discutido y, finalmente, adoptado en Saint-Denis en el año 2000.

Desde entonces, se celebra una conferencia europea cada dos años para compartir los avances realizados por las ciudades signatarias, más de 400 en la actualidad, en la implementación de la Carta. Por el momento, se han realizado los siguientes encuentros:

  • 1998, Barcelona (España)
  • 2000, Saint-Denis (Francia)
  • 2002, Venecia (Italia)
  • 2004, Núremberg (Alemania)
  • 2006, Lyon (Francia)
  • 2008, Ginebra (Suiza)
  • 2010, Tuzla (Bosnia-Herzegovina)
  • 2012, Saint-Denis (Francia)

Después de la conferencia de Ginebra (2008), las ciudades más activas de la red (Barcelona, Saint-Denis / Plaine Commune, Lyon, Ginebra y Nantes) decidieron confiar la promoción de la Carta a la organización mundial de ciudades, Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), a través de la Comisión de Inclusión Social, Democracia Participativa y Derechos Humanos.

La Comisión, bajo el liderazgo político de la Diputación de Barcelona (España) y de Nantes (Francia), estaba asimismo trabajando desde el año 2006 en la elaboración de una carta municipal de derechos humanos de alcance mundial, la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad, que CGLU adoptó formalmente en 2011 en el marco de su Consejo Mundial de Florencia.

Las principales diferencias entre la Carta-Agenda y la Carta Europea radican en el alcance geográfico de cada una de ellas (mundial para una; europeo, para la otra) y en la agenda o plan de acción local de que dispone la primera. Así, en la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad todos los derechos humanos mencionados en el documento se acompañan de un plan de acción que sirve de referencia para que los gobiernos locales den pasos concretos para su implementación.