Se encuentra usted aquí

"La Ruta del Café", un proyecto de cooperación para promover la agricultura sostenible y el turismo responsable

La política ‘La Ruta del Café’ consiste en la valorización de los potenciales y de las cadenas productivas del territorio, con el objetivo de detener la migración de la montaña hacia las grandes ciudades.

Ello se consiguió a través de proyectos de puesta en valor del territorio que surgieron en el marco de la cooperación descentralizada entre la provincia de Arezzo (Toscana, Italia) y la provincia de Salcedo. La situación de despoblación que afectó a la provincia de Salcedo a partir de los años 80 como consecuencia de la crisis del café era análoga a la que había sufrido la región de la Toscana en la década de los 60.

Habida cuenta la imposibilidad del sector agrario toscano de mantener cierta competitividad, la estrategia que las instituciones toscanas adoptaron tuvo como objetivo la mejora cualitativa de productos como el aceite y el vino. Esta estrategia, que se plasmó en la experiencia de la Strada del Vino, arrojó resultados extraordinarios en términos económicos, medioambientales y culturales, al favorecer el desarrollo sostenible de las comunidades rurales.

En 1994 se puso en marcha un proceso de cooperación descentralizada entre la provincia de Arezzo y de Salcedo, y se elaboró en la ciudad dominicana un proyecto de turismo responsable homólogo a la Strada del Vino, denominado la Ruta del Café.

Objetivos y resultados

La Ruta del Café aspira, por un lado, a mejorar la calidad del producto a través del relance de la productividad y a través de la creación de un vínculo directo entre productor y consumidor; y por otro, a tutelar y valorizar la identidad cultural local sensibilizando a la comunidad sobre la tutela ambiental, la promoción de los productos locales y la valorización del patrimonio territorial. La política estuvo operativa entre el 2004 y el 2008. El proceso de participación incluyó: la toma e implementación de decisiones políticas y estratégicas de forma conjunta con las instituciones locales, ONG y actores del territorio; la articulación de todos los actores implicados a través de comités, etc. Las actividades sobre el terreno fueron coordinadas por la ONG Ucodep, junto con los socios locales que aportaron competencias específicas. Las actividades técnico-científicas fueron confiadas a sujetos especializados como Universidades, empresas, etc.

La Ruta del Café ha tenido diferentes resultados: la introducción de una forma innovadora de turismo en el territorio; la creación de capital social en la comunidad de la montaña; y la detención del despoblamiento. Además, esta experiencia ha contribuido a reforzar la Strada del Vino en Arezzo, dándole más visibilidad internacional.

Obstáculos

La principal debilidad de la experiencia La Ruta del Café estriba en el hecho de que las actuaciones de desarrollo rural necesitan mucho tiempo para dar sus frutos, siendo por ello absolutamente necesario que haya actores locales con capacidad para dar continuidad a las políticas. La precariedad institucional que caracteriza el país no facilita estas experiencias de largo plazo, ya que a menudo los socios de países del norte se convierten en los referentes estables, peligrando así la sostenibilidad real de los proyectos.

Estudio de caso completo

El Observatorio Ciudades Inclusivas es un espacio de análisis y reflexión sobre políticas locales de inclusión social. Contiene más de sesenta estudios de caso sobre políticas innovadoras en materia de desarrollo comunitario, acceso a los servicios básicos, igualdad de género, protección del medio ambiente o erradicación de la pobreza