Se encuentra usted aquí

Política Pública para el fenómeno de Habitabilidad de la Calle de la Bogotá Humana

Bogotá
Colombia

Las personas que habitan la calle –como resultado de libre elección o de múltiples fenómenos de expulsión y/o auto-expulsión de las redes sociales y familiares– constituyen una de las mayores categorías de excluidos. Los principales obstáculos que restringen el goce de derechos humanos son principalmente seis:

1.   falta de reconocimiento social y legal de las poblaciones habitantes de calle como sujetos de derechos en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía;

2.   criminalización, estigmatización, discriminación y violencia tanto del Estado como de la ciudadanía en general hacia estos sectores poblacionales, que les impide acceso adecuado y oportuno a servicios de salud, incluso de emergencia;

3.   carencia de redes sociales positivas, documentos de identidad u oficiales, y domicilio fijo, que restringen o impiden su acceso a posibilidades de subsistencia, empleo y beneficio de programas sociales;

4.   acciones y programas de corte asistencialista/paternalista basadas en la “discriminación tutelar”, que tratan a estas poblaciones como objetos de protección, víctimas o potenciales delincuentes, afectando, entre otros, sus derechos a la integridad, la libertad y la seguridad personal;

5.   falta o insuficiencia de políticas que prevengan las raíces del fenómeno callejero, así como estrategias y programas integrales, intersectoriales y multiactorales coordinados y concertados;

6.   desprecio o restricción a su presencia en las políticas de construcción de espacios públicos y en la manutención de “terrains vagues” (viaductos, parques, puentes, áreas ferroviarias, etc.).

La Administración Distrital de Bogotá anticipó algunas indicaciones de los marcos normativos nacionales: creó el Instituto Distrital de Protección de la Niñez y de la Juventud (IDIPRÓN) y – en 1995 – el Programa Integral de Protección y Seguridad Social a los Indigentes y su reglamentación, que dio vida al Programa Distrital de Atención al Habitante de Calle. En el 2003, luego de la demolición de “El Cartucho” (principal centro de concentración de habitantes de calle en Bogotá) para dejar espacio al Parque Tercer Milenio, el Acuerdo Nº 79/2003 (“Código de Policía de Bogotá D.C.”) estableció que los y las habitantes de calle “recibirán especial protección y cuidado por parte de la Administración Distrital”. Después, se conformó una Mesa Permanente del Plan de Atención Integral al Ciudadano(a) Habitantes de/en Calle (PAICHC), como escenario de coordinación interinstitucional, encargada de coordinar y realizar el seguimiento al Plan de Atención Integral y a la política pública con un “enfoque de derechos”.

Desde el 2012, en el marco del Plan de Desarrollo Distrital “Bogotá Humana” (2012-2015), y específicamente en su Eje 1 (“Una ciudad que supera la segregación y la discriminación. El ser humano en el centro de las preocupaciones de desarrollo”), la Secretaría Distrital de Integración Social de Bogotá (SDIS) implementó el Proyecto “Generación de capacidades para el desarrollo de personas en prostitución o habitantes de calle”que se formalizó posteriormente a través de la Política Pública Distrital para el Fenómeno de la Habitabilidad en Calle” (PPDFHC). Esta política contiene un componente urbanístico (“Desarrollo Urbano Incluyente”) que prevé una intervención de Renovación Urbana en el Centro Histórico de la Ciudad, incorpora el sector conocido como “El Bronx”, con un fuerte deterioro social y urbano, para mejorar las condiciones de vida y restituir los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de calle. En paralelo, algunas problemáticas de seguridad y convivencia relacionadas con la Habitabilidad en Calle fueron incorporadas al Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana Bogotá D.C., 2013–2023 con un enfoque de seguridad humana.