Se encuentra usted aquí

Política Pública de Infancia y Adolescencia, con Énfasis en la Primera Infancia, de la Bogotá Humana

Bogotá
Colombia

La primera infancia es un momento único para estimular el desarrollo cerebral a través del uso intensivo de los sentidos, el establecimiento de unos fuertes lazos afectivos y la garantía de unas condiciones óptimas de salud y nutrición. Pero al mismo tiempo, es una etapa en la que factores indeseables como un ambiente contaminado, unas condiciones nutricionales deficitarias o la exposición a situaciones de violencia, maltrato o abuso, tienen efectos irreversibles sobre la condición física y la conducta de los niños y niñas a futuro. Más allá de las condiciones biológicas, la primera infancia es una etapa esencial para el fortalecimiento de la estructura social; la adopción de códigos y patrones de comportamiento en la vida adulta tienen fuertes raíces en las conductas aprendidas durante los primeros años. Por tanto, resalta la importancia de invertir, en esta etapa del ciclo vital, recursos tanto monetarios como técnicos y humanos. Se ha demostrado ampliamente que una atención integral y una mayor participación de los niños y niñas en programas de estimulación temprana adecuada, favorece la reducción de los desequilibrios en materia de capacidades, aprendizaje y ventajas sociales, de la delincuencia y el comportamiento criminal a futuro, características de las sociedades inequitativas, lo cual se traduce en una reducción significativa de costos sociales. Es por ello que la acción a favor de la primera infancia es trascendental para la transformación a profundidad de las condiciones de una sociedad, para reducir las desigualdades y favorecer la democracia, la justicia y la cohesión social.

De acuerdo a las proyecciones DANE 2015, en Bogotá habitan 7’878,783 personas, de las cuales 723,156 son niñas y niños menores de 5 años,  lo que representa el 9.2% del total de habitantes. Entre 2012 y 2014 se evidencia una reducción de niños y niñas de 0 a 4 años dado el descenso de la tasa de fecundidad. El 24% de hogares se integra con al menos un menor de 5 años, y muestra un índice de calidad de vida de 83.9 y un coeficiente de Gini de 0.472. El 17.6% de estos hogares vive en pobreza y el 2.6% en pobreza extrema; el 25% de este sector de edad se califica como pobre. En cuanto a ambientes habitables y seguros, en 2013, 10.26% de niños y niñas en primera infancia viven en hacinamiento, 70.22% habitan cerca de lugares riesgosos como basureros, expendios de drogas, prostíbulos, y 66% viven cerca de parques y zonas verdes, aunque descuidadas en muchos casos.

El Plan Bogotá Humana define en su Eje 1 “Una ciudad que reduce la segregación y la discriminación: el ser humano en el centro de las preocupaciones del desarrollo”, define como una de las prioridades de gobierno, la atención integral a la primera infancia. Y, destaca en el Artículo 7 el Programa Garantía del desarrollo integral de la primera Infancia “Ser feliz, creciendo feliz”, programa estratégico, intersectorial y prioritario, que vincula al conjunto de la Administración Distrital, liderada por la Secretaría Distrital de Integración Social -SDIS-, para generar acciones institucionales coordinadas que garanticen a esta población el cuidado calificado, el potenciamiento del desarrollo, las experiencias pedagógicas significativas, el acceso a cultura, deporte y recreación, la promoción de la vida saludable, la alimentación saludable, la generación de ambientes seguros y protectores y la construcción de espacios sensibles y acogedores, tanto en el área urbana como en la rural del municipio.

El enfoque de la Política es el de Protección Integral, que consiste desde los mismos ejes que contempla (eje Nº 1: niños, niñas y adolescentes en ciudadanía plena, eje Nº 2: Bogotá construye ciudad con los niños, las niñas y los adolescentes, eje Nº 3: gobernanza por la calidad de vida de la infancia y la adolescencia), en reconocer a niñas, niños y adolescentes como sujetos titulares de derechos, garantizar el cumplimiento de los mismos, prevenir situaciones que les amenacen o vulneren su ejercicio y realizar acciones para el restablecimiento efectivo e inmediato, cuando sea necesario.