Se encuentra usted aquí

El primer caso de la aplicación de la “Estrategia Cero Residuos” en Italia (y otras medidas para reducir nuestra huella ecológica)

Capannori
Italia

 

El Ayuntamiento de Capannori asumió que, en un mundo finito, es necesario actuar para parar el consume de recursos naturales y que es posible hacerlo actuando a nivel local. La Administración de Capannori ha desarrollado numerosos instrumentos y actividades para reducir su huella ecológica.

 

Capannori es el primer Ayuntamiento de Italia que se adherida la Estrategia de Residuos Cero (en 2007), una iniciativa internacional que utilizan algunos ayuntamientos de todo el mundo y para reducir a (casi) cero la cantidad y el peligro de los residuos: “Residuos Cero es un objetivo que es económico, eficiente y visionario para guiar a las personas en modificar sus estilos de vida y sus prácticas para emular los ciclos naturales sostenibles, donde todos los materiales desechados están diseñados para ser recursos que otros utilizan” (Alianza Internacional para Residuos Cero).

 

Esta práctica siempre se asocial con alguna forma de participación ciudadana. El Ayuntamiento de Capannori llevó a cabo muchas reuniones públicas hizo partícipes a muchos ONG locales para gestionar la nueva política, con lo que obtuvo la aprobación general de la población. En la primera fase de ampliación del nuevo sistema de recogida de residuos, hubo algunos problemas, sobre los cuales se debatió en reuniones públicas durante las cuales las personas señalaron sus dificultades: escuchar a la gente era importante para obtener comentarios sobre los efectos de la nueva estrategia en el territorio y regular y ajustar las acciones en el proceso.

 

La política medioambiental de Capannori se desarrolla a través de muchas actividades diferentes, entre ellas la introducción de prácticas de prevención de residuos (por ejemplo, elaboración doméstica de abono vegetal, “adquisición pública verde”, acciones contra el envasado del agua, la leche y los detergentes, comedores sin platos de plástico) y de pañales y compresas ecológicos, reutilización de objetos (por ejemplo, a través de mercados de segunda mano) y reciclar los residuos. La recogida y el reciclaje de residuos se basa en la responsabilidad de todos los habitantes: con el desarrollo de un sistema de recogida a domicilio y la eliminación de los cubos de basura de la calle, los habitantes son los actores centrales para hacer posible el proceso, y se les insta a que actúen directamente en la gestión de los residuos domésticos.

 

Tras un período experimental en 2005, el sistema de recogida puerta a puerta se amplió paso a paso hasta junio de 2010, cuando llegó a todos los habitantes de la localidad. Hoy en día es proyecto funciona con éxito y desarrolla nuevas metas y objetivos.

 

Financiamiento

 

La política fue creada inicialmente por el Ayuntamiento y después se autofinanció a través de los ahorros de los fondos públicos obtenidos al reducir los desechos no separados y con la venta de materiales para reciclaje 

 

Resultados

 

Económicamente, es un proyecto sostenible. El proyecto también es sostenible en términos sociales: desde el principio hasta 2010, la empresa pública ha contratado unas 50 personas para gestionar el sistema de recogida de residuos. La sostenibilidad medioambiental se potencia a través de diferentes objetivos alcanzados: las acciones desarrolladas han conducido a una reducción relevante de los residuos urbanos diarios por habitante (de 1,92 kg a 1,4 kg entre 2004 y 2009) y los porcentajes de reciclaje han aumentado hasta el 80%: 

 

Lo que confirma la posición de Capannori como una de los mejores municipios de la Toscana  y de Italia por lo que respecta a porcentaje de reciclaje. La política de medio ambiente continúa para desarrollar otras intervenciones y refuerza el proceso de institucionalización a través, por ejemplo, de la adhesión al programa de Agenda 21.