Se encuentra usted aquí

El Plan de Desarrollo Social: hacia la planificación y la toma de decisiones coordinadas para la inclusión social

Vancouver
Canadá

 

El Plan de Desarrollo Social de la ciudad de Vancouver (SDP) es un ejemplo de marco municipal coordinado de inclusión social, una estrategia municipal para aportar coherencia a los objetivos sociales al vincular asuntos sociales interconectados bajo una política paraguas. En septiembre de 2005, en respuesta al empeoramiento de la desigualdad social y económica, la disminución del compromiso civil y otras preocupaciones relacionadas, el ejecutivo municipal de Vancouver aprobó la creación del SDP, cuyo objetivo es la creación de una respuesta coordinada al empeoramiento de los retos sociales que pueden guiar y posicionar el ejecutivo municipal para responder mejor a las necesidades cambiantes de la población de Vancouver y proporcionar planificación estratégica y a largo plazo. El SDP aporta una “lente” social al trabajo de departamentos, juntas o comisiones cívicos independientemente de sus funciones esenciales.

El SDP de Vancouver está gestionado por miembros del Departamento de Planificación Social y recibe el apoyo de un equipo técnico interdepartamental formado por representantes de todos los departamentos, las agencias y las comisiones principales de la ciudad. Las fases iniciales de desarrollo e implementación incluyen investigación, compromiso del personal, procesos de compromiso y de consulta con las partes interesadas que se han fijado como objetivo y consultas más amplias con la comunidad. En estas fases iniciales, la política se financiaba indirectamente a través del presupuesto de la ciudad de Vancouver para que el personal desarrolle el SDP, organice y realice procesos de consulta y lleve a cabo investigación.

Durante las dos primeras fases de desarrollo de la política, se observaron cuatro categorías generales de contribuciones: movilización interna y externa de partes interesadas, mejora de la información, clarificación de los objetivos de inclusión social municipal y responsabilidad (en proceso) y apalancamiento político para la ciudad. Se considera que los beneficiarios de la política son todos los ciudadanos, los grupos vulnerables y las instituciones de toma de decisiones. Además, al codificar objetivos de inclusión social en un marco de política oficial, Vancouver está en disposición de iniciar una toma de decisiones más coordinada entre agencias, hacer presión para obtener mayores niveles de gobierno para conseguir recursos apropiados y motivar nuevas asociaciones y enfoques para la acción con organizaciones locales y ciudadanos.

Los principales obstáculos encontrados en las primeras fases son: adscripción institucional, recursos, capacidad institucional y conocimiento profesional para desarrollar e implementar estrategias de inclusión social transversales y mecanismos para la toma de decisiones interinstitucionales. De manera más general, la capacidad de los gobiernos locales de tratar la inclusión social en un contexto de gobierno multinivel en el que los ámbitos no locales del gobierno administran la mayoría de las políticas relevantes es un problema. Además, asegurar la participación significativa de los ciudadanos durante las consultas y en las identificaciones de las acciones es crítico. En la descripción del caso se incluye una lista de recomendaciones para las ciudades que quieran formular e implantar políticas de inclusión social.