Se encuentra usted aquí

Política de Agricultura Urbana

La Habana
Cuba

 

La Política de Agricultura Urbana de Ciudad de La Habana iniciada oficialmente en 1998 con la creación del Grupo Nacional de Agricultura Urbana tiene un antecedente en la producción espontánea de alimentos realizada por la población a partir de la crisis alimentaria vivida durante el período Especial como resultado de la caída de los países socialistas a inicios de la década de 1990. Creada para producir alimentos para abastecer a la población de la ciudad ha mostrado como es posible desarrollar una política permanente que promueva la producción urbana de alimentos más allá de las crisis.

Actualmente, la Política beneficia en forma directa a 22.700 agricultores urbanos y al conjunto de la población que dispusieron de 285.166 toneladas de hortalizas producidas en el año 2009. La articulación de 18 Resoluciones Ministeriales, Decretos, Circulares y Leyes aportan el marco legal para la actividad. Financiada con recursos públicos y trabajo de los agricultores urbanos, a lo largo de los años ha recibido financiamiento de al menos 11 agencias e instituciones de cooperación internacional para el desarrollo, mostrando el interés que la política ha despertado a nivel global.

Los resultados incluyen una gran diversidad de programas y acciones de producción pecuaria y de hortalizas, hierbas medicinales, frutales, forestales, flores y ornamentales agrupados en los 28 subprogramas de la Agricultura Urbana que hacen parte del Programa Nacional de Agricultura Urbana que promueve el Ministerio de la Agricultura, organizados bajo diversas figuras jurídicas (UBPC, CCS, fincas estatales, entre otras) mostrando la capacidad de innovación organizativa de la actividad. Si bien los logros son muchos y muy variados, la actividad debe superar diversos obstáculos como la producción de insumos de calidad para soportar el cambio de escala (abonos, fitopatógenos, etc.).