Se encuentra usted aquí

Programa Villa Viva – Aglomerado da Serra (favela de la Sierra)

Belo Horizonte
Brasil

 

El principal objetivo de la política social ‘Villa Viva’ de Belo Horizonte es promover la inclusión social y mejorar la calidad de vida de las familias que viven en áreas sociales y medioambientales críticas del Aglomerado da Serra. En esta favela habitan más de cincuenta mil personas en un espacio de 150 hectáreas, por lo que gran parte de la población vive en áreas de alto riesgo y sufre un gran número de problemas. El programa – iniciado en enero de 2005 – incluye distintas actividades: saneamiento, reubicación de las familias que se encuentran en áreas de riesgo, reestructuración de la red viaria, implantación de parques y equipamientos para el deporte y el ocio, y construcción de unidades habitacionales.

Esta situación condujo a la elaboración de los Planes Globales Específicos (PGEs), instrumentos urbanísticos que se caracterizan por la intensa participación comunitaria en todas las etapas de su desarrollo. El programa abarca aproximadamente a unas 45.000 personas (cerca de 13.000 familias) que residen en las aldeas del Aglomerado da Serra. La Compañía Urbanizadora de la ciudad (URBEL) es la coordinadora general del Programa Villa Viva, que cuenta con la participación de distintas Concejalías de la Prefeitura (ayuntamiento) de Belo Horizonte e incorpora la ejecución de algunas políticas sociales del Gobierno Federal. En 2006, el programa recibió una inversión total de 3.108.696,52.

La financiación procedía de la Prefeitura de Belo Horizonte. La sucesiva expansión del Programa contó con recursos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y de la Caja Económica Federal. Esta política social obtuvo los siguientes resultados: disminución del número de viviendas en la zona de riesgo, mejora del acceso a los servicios públicos y mejora en las condiciones de vida. Los principales obstáculos encontrados han sido: la dificultad de formular políticas intersectoriales, el elevado número de reubicación de familias y las deficiencias en la red viaria. A aquellas ciudades que pretendan implementar políticas de inclusión social de este tipo, se recomienda desarrollar medidas integradas y multisectoriales e incentivar la participación activa de la comunidad.