Se encuentra usted aquí

La Filosofía de la Economía de Suficiencia en la aldea de Non Sila Leng

Nan
Tailandia

 

La “Filosofía de la Economía de Suficiencia” (SEP) es un enfoque para el desarrollo basado en el budismo que crea desarrollo sostenible a través de la integración de las dimensiones física, social y espiritual. Se basa en tres principios:

  • se necesita moderación para obtener protección suficiente contra impactos internos y externos a través de la planificación y la implantación;
  • la sensatez es la aplicación del conocimiento por medio de la sabiduría y la prudencia y
  • la autoinmunidad refuerza la comunidad para abordar los impactos negativos de hechos externos (globalización). La práctica se refiere a la aplicación de la SEP a una comunidad rural (desde 1978) por medio de un molino de arroz, un banco de ganado, un nuevo enfoque para la agricultura, la agricultura orgánica, una cooperativa, la horticultura y el mantenimiento de lugares espirituales.

Estas actividades están condicionadas por la división del espacio en zonas de subsistencia, medioambientales y espirituales.

El objetivo de la SEP es crear autodependencia para que los aldeanos puedan sobrevivir en zonas rurales por medio de la integración de la dimensión del desarrollo físico, social y espiritual. La autodependencia se obtiene reduciendo los gastos relacionados con los transportes y la compra de caros fertilizantes y creando fuentes de rentas basadas en la producción local. También se obtiene a través del uso sostenible del medio ambiente, lo que incluye prácticas agrícolas y la división de la tierra en zonas. Finalmente, la autodependencia abarca la creación y el mantenimiento de un sistema de intercambio de conocimiento basado en visitas regulares a un templo budista. En este sentido, el templo también funciona como zona de demostración de los principios más importantes de la SEP en la agricultura.

Los beneficiarios son la población de la aldea pero la política también abarca una red de aldeas colindantes, motivo por el cual la cooperativa con sede en la aldea de Non sila leng tiene en la actualidad 2.135 miembros. Por medio de la producción del molino de arroz, la producción agrícola también llega a los mercados nacionales e internacionales. Se ha puesto un gran énfasis en la gestión colectiva del proceso de producción y en una ética de compartir y compasión. La participación se basa en la gestión colectiva de la cooperativa, el molino de arroz y el banco de ganado. El modelo fundamental para la participación procede claramente de la manera en la que se rige el templo budista, en el cual los individuos llevan a cabo periódicamente esfuerzos colectivos para vivir y demostrar los principios de la SEP. El líder y los aldeanos mantienen una relación horizontal y no jerárquica.

La SEP se ha institucionalizado a través del establecimiento de la cooperativa y un molino de arroz de la aldea. Estas instituciones son reconocidas por la economía formal y la administración local. El monje responsable de la introducción de la SEP creó una fundación con el apoyo del rey de Tailandia. En términos más generales, diferentes gobiernos nacionales han instrumentalizado la SEP a efectos políticos, con lo que se crea un contraste con la dinámica de base objeto de estudio.

Globalmente, la SEP es una práctica que apoya la autonomía financiera y productiva de la comunidad de la aldea a la vez que desarrolla una economía sostenible con el medio ambiente e incluye a todos los miembros de la comunidad en la producción y el proceso de gestión. En este sentido, el principio budista de compasión y respeto hacia las personas y el entorno proporciona la base ética. Los gastos de las familias son bajos y se puede ahorrar por medio de la distribución al por mayor de arroz en el molino, lo que reduce la cadena de intermediarios que manipulan los precios y las cantidades para desfavorecer a las comunidades locales. El banco de ganado, con su sistema de préstamo de vacas para tracción y fertilización, ha sido un gran éxito y ha empezado a extenderse como modelo en toda la región. Lo mismo ocurre de manera más general con el trabajo de la cooperativa agrícola, que proporciona arroz, semillas y fertilizante orgánico para los agricultores de la región noreste. A grandes rasgos, se ha demostrado que la SEP es un instrumento fuerte de inclusión social basado en los principios de participación comunitaria y de transferencia participativa de conocimiento.

La cooperación entre la oficina de la administración local y la comunidad de la aldea representada por su líder espiritual el monje budista ha sido objeto de fricciones, debido a la confrontación entre el enfoque secular moderno de la administración y el énfasis espiritual del desarrollo comunitario en la aldea. La intervención institucional del gobierno parece carecer de la sensibilidad espiritual que el desarrollo de la práctica ha implicado desde la base. Lo mismo ha ocurrido con la manera en la que en el pasado los gobiernos militares instrumentalizaron la SEP, y se ha utilizado como modelo empresarial para ocultar prácticas de corrupción.

Estos problemas de la interrelación de la SEP con el gobierno, la administración y las comunidades locales también apuntan a las condiciones de replicabilidad de la práctica. Según las personas locales, la transferencia de la SEP requiere la reformulación de un modelo espiritual de desarrollo comunitario en el que se establezca una estrecha relación entre los asuntos económicos, sociales y espirituales.