Se encuentra usted aquí

Derecho de reunión, asocicación y sindicación

1. a) Todos los habitantes de la ciudad tienen derecho a reunirse pacíficamente y a asociarse, lo que incluye el derecho a fundar y unirse a sindicatos para la protección de sus intereses;

b) Nadie puede ser obligado a unirse a una asociación o a un sindicato.

2. La ciudad garantiza que sus habitantes disfruten del derecho de reunión y asociación pacífica. Este derecho sólo puede ser limitado por Ley y con el fin de proteger el orden, la seguridad, la salud y la moral públicos, así como para proteger los derechos y libertades de los demás.

La ciudad garantiza que sus habitantes disfruten sin discriminación del derecho a fundar y unirse a sindicatos, así como del derecho a no ser obligados a hacerlo. Favorece igualmente que sus habitantes disfruten de los derechos humanos en el trabajo.

3. Los habitantes de la ciudad, en particular aquellos que emplean a otras personas, respetan el derecho de los demás a reunirse, asociarse y a fundar y formar parte de sindicatos libremente, así como los derechos laborales de estas personas.

Programa de acción sugerido

a) Promover y asistir en la creación y desarrollo de asociaciones.

b) Derogar cualquier impedimento legal o administrativo para la creación de asociaciones y sindicatos, que respeten los valores democráticos y los derechos humanos.

c) Facilitar el intercambio de información entre asociaciones y sindicatos y tomar las medidas necesarias para desarrollar lugares de encuentro a tal fin, incluyendo foros públicos de asociaciones.

d) Promover consultas y encuentros con asociaciones y sindicatos locales en el ámbito de las políticas públicas.

e) Supervisión y garantía del pleno respeto de los derechos laborales en todas las obras y servicios dependientes de la ciudad.

[Sepa más sobre Ciudades de Derechos Humanos]