Se encuentra usted aquí

IV - Derecho a la igualdad de mujeres y hombres

1. Todas las personas que habitan en la ciudad tienen derecho a ser tratadas sin discriminación alguna por razón de género.

2. La ciudad adopta todas las medidas adecuadas, incluyendo reglamentos, para prohibir toda discriminación contra la mujer. La ciudad se abstiene de incurrir en cualquier acto o práctica de discriminación contra la mujer y vela por que las autoridades e instituciones públicas actúen de conformidad con esta obligación. La ciudad toma todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer practicada por cualesquiera personas, organizaciones o empresas en el ámbito local. La ciudad toma, en particular en las esferas política, social, económica y cultural, todas las medidas apropiadas para asegurar el pleno desarrollo de la mujer, con el objeto de garantizarle el ejercicio y el goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con el hombre.

3. Todos los habitantes de la ciudad se abstienen de realizar cualquier acto o práctica que sea lesivo para los derechos de las mujeres.

Programa de acción sugerido

a) Adopción de un plan de acción local para la igualdad de género que asegure la no discriminación entre hombres y mujeres en todas las esferas y que ponga en valor la aportación de las mujeres a la ciudad.

b) Adopción de disposiciones prioritarias para favorecer el acceso a vivienda social de las mujeres que sean cabeza de familia monoparental o víctimas de la violencia de género.

c) Adopción de medidas para fomentar una mejor apropiación de los espacios públicos por parte de las mujeres.

d) Avanzar hacia la paridad en la composición de los órganos de gobierno locales, incluyendo los consejos de administración de las empresas públicas locales.