Se encuentra usted aquí

XI - Derecho al agua potable y a la alimentación

1. Todas las personas que habitan en la ciudad tienen derecho al agua potable, al saneamiento y a una alimentación adecuada.

2. La ciudad garantiza un acceso igual para todos sus habitantes al agua potable y a los servicios de saneamiento, en cantidad y calidad suficientes. La ciudad garantiza el mínimo vital de agua y alimentación para todos sus habitantes y evita que se produzcan cortes de agua para las personas en situación de precariedad que realicen consumos mínimos. La ciudad, allí donde sea competente, se dota de un servicio público y participativo de gestión del agua, recuperando si es el caso los de carácter tradicional y comunitario, y promueve alternativas locales para su captación. La ciudad garantiza asimismo que todos sus habitantes tengan acceso a alimentos suficientes, sanos y nutritivos, y que nadie sea privado de alimento por falta de recursos económicos. Toma medidas para mitigar y aliviar el hambre, incluso en caso de catástrofe natural o de otra índole.

3. En el ejercicio de sus responsabilidades, los habitantes de la ciudad realizan un consumo de agua que respete la preservación de este recurso, así como un uso apropiado de las instalaciones y equipamientos.

Programa de acción sugerido

A corto plazo:

a) Adopción de una ordenanza municipal, cuando sean competentes para ello, que prohíba los cortes de agua para las personas en situación de precariedad que realicen consumos mínimos.

b) Establecimiento de un sistema progresivo de tarifas que asegure que los consumos mínimos de agua sean prácticamente gratis o muy económicos y que aumenten progresivamente a medida que aumenta el consumo, a fin de penalizar el derroche.

A medio plazo:

a) Negociación de las condiciones de distribución del agua y la energía con los operadores privados en el sentido que garantice los derechos contemplados en la Carta-Agenda.

b) Introducción de controles de calidad para garantizar la seguridad alimentaria.

c) Creación de un servicio público de restauración escolar en asociación con agricultores y productores locales.

d) Facilitación de la creación de huertos urbanos y restaurantes comunitarios subvencionados.