Se encuentra usted aquí

Una mirada al proyecto local de Viena por los derechos humanos: Entrevista con la Comisionada de Derechos Humanos, Shams Asadi

Cinco años después de lanzar su propio proceso local destinado a asumir como municipio un papel proactivo en políticas de derechos humanos, Viena se ha convertido en un ejemplo inspirador de “Ciudad de Derechos Humanos” en Europa y alrededor del mundo. En la actualidad, la capital austríaca cuenta con políticas, instituciones y leyes consolidadas para promover activamente los derechos humanos como ejes transversales de toda la acción municipal. La Comisionada de Derechos Humanos de Viena, Shams Asadi, participó en el Foro Mundial de Ciudades por los Derechos Humanos 2018 de Gwangju (WHRCF) para presentar las iniciativas de su ciudad en este ámbito. Fue en esta ocasión que tuvimos la oportunidad de hablar con ella sobre el enfoque de Viena ante las políticas locales de derechos humanos, así como sobre su posicionamiento sobre el papel del trabajo en red de gobiernos locales sobre esta cuestión a nivel internacional.

Entrevista con Shams Asadi, Comisionada de Derechos Humanos de Viena

P1: ¿Cuándo y cómo comenzó Viena el proceso para convertirse en una ciudad de derechos humanos?

El proceso comenzó en 2013 después de que nuestra ciudad acogiese la Conferencia “Viena +20” *. Un año más tarde, el Ayuntamiento aprobó la declaración “Viena, Ciudad de los Derechos Humanos”. Esa declaración llevó al establecimiento de una Oficina municipal de Derechos Humanos en 2015, que hizo que el compromiso de Viena con los derechos humanos fuera más visible tanto para nuestros ciudadanos como para nuestra propia administración. Desde ese momento, mi Oficina ha sido responsable de coordinar la agenda de derechos humanos de Viena como una cuestión transversal. Esta declaración también da a nuestra Oficina pautas para definir un área de actividades. En 2015, en el contexto de la publicación del Informe GRETA de Austria, el Ayuntamiento nos dio el deber de abordar la cuestión de la trata de personas.

[ Ver la Declaración "Viena - Ciudad de Derechos Humanos" (2014) ]

* Nota del traductor: En referencia al evento conmemorativo con la Conferencia de 1993 que adoptó la Declaración y Programa de Acción de Viena   

P2: ¿Es la no discriminación una prioridad para su administración?

Tenemos un “Acta para la No-discriminación" a nivel federal (Viena es una provincia federal y a la vez un municipio) que nos proporciona un marco legal sobre este tema. Esta ley incluye varios motivos de discriminación – por edad, orientación sexual, género, racial, religión o creencia, discapacidad, maternidad – y permite que los ciudadanos que creen que han sido discriminados por parte de nuestra administración acudan a los tribunales. Antes de esto, nuestra Oficina facilita un servicio de mediación sin cargo adicional. Este servicio incluye también cantidades compensatorias de dinero para los ciudadanos que han sido discriminados. En más de dos décadas, la prevención de la discriminación ha sido uno de nuestros objetivos clave.

[ Sepa más sobre la participación de Viena en el Foro Mundial de Ciudades por los Derechos Humanos de Gwangju - Edición de 2018 ]

P3: ¿Qué iniciativas lleva a cabo en el campo de la inclusión social y para abordar las necesidades específicas de grupos como las personas migrantes, las mujeres o el grupo de la tercera edad?

Si tomas la diversidad en Viena, debes considerar muchas variables distintas. Te vas a encontrar con personas mayores, personas con discapacidades, migrantes, mujeres, refugiados... ¡La diversidad es muy diversa en sí misma! En lo que respecta a la promoción de los derechos humanos en este marco, efectivamente tenemos varias medidas. Tenemos, por ejemplo, medidas destinadas a abordar las necesidades de los trabajadores migrantes que vinieron a Viena durante los años sesenta. Ahora tenemos que considerar que esta generación está en pensión y tiene necesidades concretas como residencias geriátricas accesibles o asistencia médica.

También tenemos las personas migrantes que han llegado en Viena a lo largo de los últimos años. Los motivos de la migración son muy diferentes: algunas personas vinieron aquí para estudiar; otras para trabajar... Las necesidades difieren. Por ejemplo, la comunidad más grande de migrantes es de Alemania; por lo tanto, sus necesidades son completamente diferentes a las de otras personas que necesitan aprender alemán. En el caso de los cursos de idiomas, también debe considerarse el aspecto de género. ¿Quién asistirá al curso? ¿Hay alguna necesidad de cuidado de niños? Luego tienes que ofrecer cursos a medida para diferentes grupos objetivo. En efecto, no tomamos a los migrantes como un grupo homogéneo.

En los últimos años, lanzamos el proyectoStart Vienna enfocado a la inclusión laboral de las personas migrantes. Nos fijamos en las necesidades de cada grupo y tratamos de ofrecerles caminos para la integración. Si un migrante vino a Viena con una formación y habilidades educativas específicas, le brindaremos apoyo para continuar su carrera. El potencial de la migración es bastante claro para nuestra ciudad.

[ Sepa más sobre “Start Viena” en el estudio desarrollado por el proyecto MC2CM ]

P4: A lo largo del Foro mencionó cómo Viena está fuertemente comprometida con la vivienda social y observa las necesidades específicas de ciertos grupos vulnerables, como las personas sin hogar, a través de una perspectiva de derechos humanos. ¿Por qué es importante vincular los derechos humanos a la cuestión de la vivienda?

En una ciudad en crecimiento que tiene poco espacio limitado expandirse, como es el caso de Viena, debemos ser muy conscientes de la importancia de la vivienda. En cuanto a la lógica del mercado privado, los precios del suelo solo aumentarían. Lo que nuestro municipio pretende es implementar medidas que garanticen que todos nuestros residentes puedan tener acceso a la vivienda. Esta tradición tiene más de 100 años y hoy en día cuenta con sólidas iniciativas de vivienda social. La ciudad de Viena posee aproximadamente 222,000 viviendas sociales (sobre una población de 1,8 millones de habitantes), y también brinda subsidios para acceder a la vivienda. Finalmente, Austria tiene una ley nacional de inquilinos que nos ayuda a regular el mercado privado.

« En mi opinión, los derechos humanos equivalen a igualdad y dignidad para todos. Si hablamos de derechos humanos, a veces la gente piensa que solo se refiere a ciertos grupos de la sociedad. Debemos subrayar la importancia de los derechos humanos como valores que son para todas las personas y que nos ayudan a vivir juntos »

Shams Asadi, Comisaria de los Derechos Humanos de Viena

A pesar de todas estas iniciativas, y aunque sea muy difícil registrarlo en números concretos, en Viena todavía hay personas sin hogar. Para abordar estos fenómenos a través de un enfoque basado en los derechos humanos, lanzamos iniciativas en campos como la protección de la infancia. Según la Convención sobre los Derechos del Niño, debemos tener cuidado porque los niños nunca deben perder su conexión con la educación, el bienestar, la alimentación adecuada o los servicios de salud. Tratamos de cuidar a las familias y conectarlas con los servicios de educación. En el período de invierno, de noviembre a abril, nuestra ciudad también ofrece refugio y comida en el llamado “paquete de invierno” para proteger a las personas sin hogar de las temperaturas extremadamente frías.

P5: En 2018 Viena fue sede de la Conferencia “Viena +25” para celebrar el 25 aniversario de la Declaración y Programa de Acción de Viena. En esta ocasión, y ante representantes de alto nivel del sistema de derechos humanos de la ONU, el Alcalde de Viena destacó la importancia de los gobiernos locales en la promoción y protección de los derechos humanos en nuestro mundo globalizado y urbanizado ¿Podrías contarnos más sobre esta conferencia?

Como Comisionada de Derechos Humanos de Viena, participé desde el principio en su planificación. Creíamos que lo más adecuado sería que la alojásemos en la Wiener Rathaus – Ayuntamiento de Viena. Cinco años después de la Conferencia de Viena +20 (2013), la propia Viena se ha convertido en una ciudad de derechos humanos, así que se trataba de dar una señal de nuestro compromiso.

Viena +25 fue muy importante porqué, por primera vez en todas las conferencias que organizamos en conmemoración del evento de 1993, los gobiernos locales tomaron una gran importancia como parte interesada en los derechos humanos. Los temas discutidos tenían una relación clara con las tareas de los gobiernos locales, como promover la igualdad o la seguridad. Al acceder a los servicios, necesitamos un acceso igualitario y combatir la discriminación. Los gobiernos locales son un promotores clave de la inclusión social en sociedades diversas.

Los derechos humanos tamién fueron tomados en cuenta durante la Conferencia al debatir sobre políticas de seguridad. Las discusiones abordaron esta cuestión más allá del terrorismo y la criminalidad: ¿Cómo puede la población de una ciudad sentirse completamente segura? La definición de seguridad debe tener en cuenta su amplia naturaleza en la ciudad: si un niño puede volver solo a la escuela, puede crecer sin miedo y tener acceso a la educación y luego al mercado laboral… Al final, también se trata de tener confianza en las autoridades locales: si estoy desempleado, ¿hay algún sistema de apoyo? Si no puedo pagar mi apartamento temporalmente ¿puedo recibir ayudas? La confianza es lo más importante cuando se vive en una ciudad, y esto debería ser una pauta para definir nuestro enfoque de la seguridad.

P6: De hecho, su ciudad también es reconocida por haber desarrollar nuevos enfoques a la seguridad urbana que tienen en cuenta el enfoque basado en los derechos humanos a través de su participación en el Foro Europeo sobre Seguridad Urbana - EFUS: ¿Podría contarnos algo más sobre este proceso?

Exactamente, Viena es miembro del Foro Europeo sobre Seguridad Urbana. Gracias a sus debates, hemos podido entablar conversaciones con las fuerzas policiales en diferentes ciudades y la comunidad de expertos, y llevar discusiones sobre la seguridad urbana en campos como la lucha contra la discriminación, la igualdad o la des-radicalización. La radicalización no es solo un fenómeno religioso, sino que en realidad existen muchos tipos diferentes – por ejemplo, contra las personas LGTBI o el extremismo de derechas… Creo que debemos analizar este fenómeno de manera más amplia. De hecho, planeamos comenzar un grupo de trabajo sobre este tema para 2019 que ayude a los municipios a introducir el enfoque basado en los derechos en sus políticas de seguridad urbana.

« Cómo puede la población de una ciudad sentirse completamente segura? La definición de seguridad debe tener en cuenta su amplia naturaleza en la ciudad: si un niño puede volver solo a la escuela, puede crecer sin miedo y tener acceso a la educación y luego al mercado laboral… Al final, también se trata de tener confianza en las autoridades locales: si estoy desempleado, ¿hay algún sistema de apoyo? Si no puedo pagar mi apartamento temporalmente ¿puedo recibir ayudas? La confianza es lo más importante cuando se vive en una ciudad »

Shams Asadi, Comisaria de los Derechos Humanos de Viena

P7: ¿Por qué cree que es importante que los gobiernos locales promuevan iniciativas en el campo de los derechos humanos tanto a nivel local como internacional?

El intercambio de puntos de vista es importante, pero luego tenemos que establecer vías para la implementación. Las redes y el debate son métodos interesantes, pero no suficientes. Incluso si pensamos en pequeña escala, creo que llevar adelante la implementación contribuirá a dar más sentido a lo que hemos aprendido. En mi opinión, los derechos humanos equivalen a igualdad y dignidad para todos. Si hablamos de derechos humanos, a veces la gente piensa que solo se refiere a ciertos grupos de la sociedad. Debemos subrayar la importancia de los derechos humanos como valores que son para todas las personas y que nos ayudan a vivir juntos y a respetarnos con dignidad.