Se encuentra usted aquí

Gobiernos locales promoviendo y protegiendo los derechos humanos: Ciudades por los Derechos

Nuestro Comisión acoge gobiernos locales de todo el mundo como un foro donde intercambiar conocimientos sobre políticas de derechos humanos y promover alianzas a nivel global. Ya sea poniendo el foco en la no-discriminación, la paz y la memoria histórica, la igualdad de género, las migraciones la vivienda o la cultura... Aunque los enfoques difieran, muchos municipios comparten un compromiso similar en poner los derechos humanos y la participación en el corazón de la gobernanza.

A menudo percibidos sólo en su dimensión global, los derechos humanos también tienen fuertes implicaciones a nivel local. Al adoptar un enfoque basado en los derechos, los gobiernos locales encuentran respuestas relevantes para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía y realizar la noción de “ciudadanía plena”. Bien consolidada en lo que respeta al desarrollo de políticas locales, la noción de “Ciudades por los Derechos” tampoco puede desconectarse de su componente global. En efecto, y a lo largo de los últimos veinte años, el municipalismo por los derechos humanos ha demostrado su capacidad para promover los derechos en un mundo urbano.

*     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *

LO QUE HACEMOS

*     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *

Promover cartas globales y regionales por los derechos humanos en la ciudad

Nuestra Comisión promueve la adopción de dos cartas locales por los derechos humanos: la Carta Europea de Derechos Humanos en la Ciudad y la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad. Ambos documentos tienen orígenes distintos, pero comparten un razonamiento similar: ofrecen pautas concretas para que aquellos gobiernos locales interesados promuevan y protejan los derechos humanos. Además, la Comisión también apoya los compromisos de su membresía con respecto a la Carta Asiática de Derechos Humanos, y participó en la definición y promoción de los Principios Rectores de Gwangju para una Ciudad de Derechos Humanos.

Facilitar campañas de incidencia y relaciones institucionales de los gobiernos locales con el sistema de derechos humanos de la ONU

Sobre la base de las iniciativas de su membresía, la Comisión se ha convertido en una plataforma consolidada para llevar a cabo campañas de incidencia internacional sobre gobiernos locales y derechos humanos. Su objetivo principal en este ámbito ha sido lograr el reconocimiento del papel de los gobiernos locales en la promoción y protección de los derechos humanos. Estos esfuerzos se han canalizado a través del proceso abierto por el Consejo de Derechos Humanos después del informe “A/HRC/30/49” (2015). A fecha de hoy, la acción colectiva de los gobiernos locales ya ha logrado nuevos espacios de reconocimiento y diálogo con Naciones Unidas.

Organizar encuentros internacionales de gobiernos locales por los derechos humanos y el Foro Mundial de las Ciudades por los Derechos Humanos de Gwangju

Nuestra Comisión apoya aquellos gobiernos locales que deseen organizar encuentros de gobiernos locales por los derechos humanos. Estos encuentros ofrecen la posibilidad de compartir iniciativas innovadoras en el ámbito, así como de avanzar en las discusiones alrededor del municipalismo global por los derechos. La Comisión también participa en la organización del Foro Mundial Foro Mundial de las Ciudades por los Derechos Humanos: un punto de encuentro clave para el movimiento de “Ciudades por los Derechos” organizado anualmente por nuestra ciudad copresidenta de Gwangju.

Facilitar programas de monitoreo de derechos humanos a nivel local

Los gobiernos locales pueden evaluar la situación de los derechos humanos en su territorio a través de un programa de monitoreo facilitado por la Comisión. Se lanzó una iniciativa piloto en Bogotá en 2016, que dio como resultado la publicación de “El enfoque de los derechos a través del plan de desarrollo de Bogotá Humana”. El programa de monitoreo facilitado por la Comisión permite a una ciudad trabajar con el mundo de la investigación, visibilizar sus iniciativas locales y reforzar su compromiso con documentos tales como la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad.